La casa

Un mundo conectado

Desde la primera publicación de BIG-BIM Little-BIM, ha habido una gran oleada de profesionales y partes interesadas que experimentan su primer trabajo con sistemas de modelado de información. Estos sistemas de modelado ofrecen mejoras significativas en la visualización y documentación de proyectos. Hay algunos beneficios obvios para los usuarios, y es ahí donde la mayoría centran su atención.

Ahí es donde ven el rápido retorno de la inversión, y es ahí donde la mayoría se queda, a menudo perdiendo las grandes oportunidades. Muy pocos han continuado desarrollando agresivamente herramientas y procesos más conectados.

Este enfoque del BIM sigue siendo la era industrial, el pensamiento de la línea de montaje, donde el trabajo fue paso a paso, confiando en los trabajadores semi-calificados. Encuentre un problema que necesite una solución. Identifique una herramienta o proceso para entregar la solución. Implemente y repita.

Parte de ser un profesional es la capacidad de compartir información de maneras que hacen posible obtener beneficios de las conexiones y los datos accesibles. Hay muchas maneras de compartir y beneficiarse de la información de ciclo de vida que cree y acceda. Concebir las herramientas y los procesos que necesita y utilizarlos para intercambiar información es una parte fundamental de cómo interactúa con los ecosistemas BIG-BIM.

El mundo móvil y la app economy ha creado miles de excelentes herramientas que pueden mantener activamente enlaces a información en vivo. A esto se añade una nueva clase de sistemas de middleware creados a propósito que crean puentes para la información en vivo y simplifican el uso de datos.

La capacidad de estos sistemas para respaldar los datos como un recurso vivo está cumpliendo hoy con la promesa de los servidores BIM descritos en ediciones anteriores. Estos sistemas se encuentran entre los primeros y más críticos componentes de cualquier ecosistema BIG-BIM.